miércoles, 17 de agosto de 2016

LETRA SCRAP

Por Navidad me apunté a un taller de letras scrap, como acercamiento al scrap, que me gusta, pero no estoy muy familiarizada con él. Es que es difícil abarcarlo todo, por eso soy aprendiz de todo y maestra de ... pocas cosas. (No vamos a decir que de nada).

Éste fue el resultado, muy bonito para mi gusto. S de Susana, por si no me conocíais. En los colores que más me gustan: rojos, rosas, morados,...
Podéis verme a mí en esa letra: toque romántico con el lazo y las flores; botones para indicar mi lado creativo y de labores; y los engranajes que tengo en la cabeza, siempre dando vueltas. Por cierto, el look steampunk (victoriano retro-futurista, representado muchas veces por engranajes y máquinas extrañas) también me gusta.

Resumen: encantada de aprender cosas nuevas.


domingo, 7 de agosto de 2016

¿NOS PONEMOS AL DÍA?

¡Feliz domingo!
Vamos a actualizar el blog, que no me puedo creer que haya tantas cosas que no haya publicado. Si me seguís por Facebook o Instagram sí que habréis visto más cosas.
Primero vamos con las pulseras de macramé que hice ¡el verano pasado! Han pasado el control de calidad, porque todavía hoy las llevo puestas:

 Ésta es una pulsera de kumihimo, con abalorios insertados en el trenzado. La del centro es la anterior, de macramé, y la de la derecha es una goma de pelo cubierta de ganchillo.


 Pulseras de macramé con corazones:


Os pongo el patrón, sacado de Internet:

Horquillas para niña, tipo "ranita", con flor de ganchillo y botón.


De esta bolsa de rafia estoy muy orgullosa, porque me hace muy buen servicio para guardar las pinzas de la ropa. Además me costó un poco tejerla, porque la rafia (la de bazar, no la que venden especial para tejer), es bastante dura y los dedos sufren.


jueves, 19 de mayo de 2016

BOINA DE GANCHILLO CON PELUCHE

Parece que empieza a llegar el calorcito y ya no me va a hacer falta la boina que me hice de ganchillo, a juego con el cuello que hice el invierno pasado con telar.
Quedó original porque tenía guardada una capucha con borde de peluche de una cazadora que estaba en casa de mi suegra y nadie sabía de quién era. ¿Y quién es la "basurilla" de la familia? ¡Pues yo, claro!. Me la guardé para aprovechar el borde de peluche. Y con un trozo le cosí un pompón arriba. Es muy calentita.




Aquí cosiendo el peluche al borde de la gorra.


Y así queda puesta, con el cuello a juego:







martes, 16 de febrero de 2016

COLLAR DE TRAPILLO

Sabéis esas veces que, atrapadas por el "tengo que ir a no sé dónde, tengo que hacer no sé qué", al final llegas a casa y no te dan ganas más que de ver la tele o jugar con el móvil. Y al final se acumulan los días en que ni tejes, ni coses, ni crocheteas. Y llega ese día que ves esos materiales que compraste porque se te antojaron y te llaman, te llaman. No sabes qué vas a hacer, pero algo tienes que hacer.
Pues eso me pasó ayer, que tenía trapillo sin estrenar y cogí el telar circular y me salió esto:
Es como un collar- cuello con flecos.


Así queda puesto: (ups, sin maquillaje)
 Lo único es que el trapillo este no se da tanto de sí como la lana y cuesta un poco ponérselo y quitárselo.

sábado, 16 de enero de 2016

TRANSFORMACIÓN: DE PELELE A COJÍN



Hace poco aproveché la oferta que suele sacar Lidl de su máquina de coser Silvercrest, porque mi antigua máquina, que ya tenía muchos años, se me había averiado. Ya la había llevado a arreglar una vez, así no era cuestión de gastar más dinero en ella.

Os voy a enseñar algo que he hecho para estrenarla. Tenía un pelele de bebé bastante gastado por las rodillas y los pies, pero muy bonito, de Tigger, el tigre de Winnie The Poo. Quería guardarlo como recuerdo, pero no como pelele.


Así que aproveché toda la zona del cuerpo, dando formas redondeadas. Se da la vuelta aprovechando los automáticos del pelele. Luego con una tela vieja de sábana y guata hice un relleno y lo metí dentro.


Después aproveché la mariposa que tenía de adorno en el pie y se lo cosí en la mano de Tigger. ¡Ya está! Ahora está de adorno con los peluches.


domingo, 18 de octubre de 2015

RECORDANDO EL VERANO: CAMISETA TRANSFORMADA

Hace ya un mes que se fue el verano (snif, snif) y os quiero enseñar una transformación de una camiseta básica de tirantes que me hice.
Resulta que tenía una camiseta color rosa palo de hace ya unos años. Sí que la usaba, pero ya me cansaba su color apagado. También tenía un top morado sin espalda, sólo se ataba con unas tiras por la espalda y ya no me lo ponía.
Entonces se me ocurrió combinarlos para darles una nueva vida.




Primero cosí juntas las costuras superiores (escote y sisa) de las dos prendas y añadí una tira de madroños fucsias arriba.


Luego corté el top a la altura de la sisa y le hice flecos.


¡TACHÁAAAANN!!!

Resultado: camiseta con nueva vida. ¡Con lo que se llevan ahora los flecos!

Si queréis ver otras personalizaciones que he hecho de camisetas, jerseys, pantalones,.. pinchad aquí.


domingo, 26 de julio de 2015

COSAS DE GANCHILLO QUE NO HABÍA PUBLICADO

Vuelvo a mi querido blog, que aunque no lo lleve al día, no quiere decir que no vaya a actualizarlo de vez en cuando.
Últimamente (esta primavera pasada) he hecho varias cosas de ganchillo:

El osito llavero gemelo al mío que le tocó a la ganadora del 4º cumpleblog: Mandrágora Bisutería Divertida.

Y esta es la foto que me envió ella al recibirlo:


También he cubierto unas cuantas gomas de pelo de ganchillo: Cuando se han dado de sí un poco también sirven de pulsera.


Y me hice un bolso de mano para mí, para llevarlo a la comunión de mi hija. Es de tela vaquera negra, con bolsillos interiores y un panel de ganchillo estilo Chevron.



En este enlace está el esquema que seguí: https://www.pinterest.com/pin/173951604333978146/

También hice unos protectores de brazos de sofá para mi suegra, con un acrílico de color degradado, como el de los mitones y las diademas, pero esta vez en tonos marrones y blancos. Así no se desgasta tanto el sofá ni se mancha y creo que me han quedado elegantes. Las fotos del proceso:



Y esto es todo por hoy. Espero que estéis pasando un buen verano. Yo, como me gusta el calor y en Burgos suele refrescar por la noche, estoy encantada de la ola de calor. ¡Besos!