Páginas

martes, 16 de febrero de 2016

COLLAR DE TRAPILLO

Sabéis esas veces que, atrapadas por el "tengo que ir a no sé dónde, tengo que hacer no sé qué", al final llegas a casa y no te dan ganas más que de ver la tele o jugar con el móvil. Y al final se acumulan los días en que ni tejes, ni coses, ni crocheteas. Y llega ese día que ves esos materiales que compraste porque se te antojaron y te llaman, te llaman. No sabes qué vas a hacer, pero algo tienes que hacer.
Pues eso me pasó ayer, que tenía trapillo sin estrenar y cogí el telar circular y me salió esto:
Es como un collar- cuello con flecos.


Así queda puesto: (ups, sin maquillaje)
 Lo único es que el trapillo este no se da tanto de sí como la lana y cuesta un poco ponérselo y quitárselo.